La ley es nuestra garantía

JOSÉ ÁNGEL ARGÜESO JIMÉNEZ

Una gran parte de la población española vive los acontecimientos de Cataluña repartiendo culpas entre el gobierno central y el autonómico. Pero es el gobierno de Cataluña el que confiando en que el Gobierno de España hará la interpretación menos lesiva de la ley para los ciudadanos, no tiene empacho en jugar con el bienestar de las personas. El gobierno catalán arriesga con irresponsable frivolidad la pertenencia de los ciudadanos de Cataluña a Europa, la prosperidad de empresas y trabajadores, la cohesión social y los lazos de afecto entre españoles. El desprecio de los nacionalistas hacia los derechos de los ciudadanos, su impulso a sacrificar en el altar de la patria la prosperidad de los mismos les inhabilita para gobernar. Los ciudadanos no parecen entender - ni en Cataluña ni en el resto de España- que la ruptura del marco legal nos deja indefensos ante la arbitrariedad de los poderes públicos, y que la quiebra del marco constitucional inhabilita al mismo parlamento autonómico y le deslegitima ante cualquier otra instancia que se arrogue la soberanía. Si somos incapaces de entender que la ley es nuestra garantía, no habremos aprendido nada en cuarenta años de democracia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos