Falsos comerciales

JON MARÍN CASTRO

Quisiera relatar y poner sobre aviso a la ciudadanía de algo que me consta que no es nuevo y que ya se lleva tiempo haciendo, pero aún así, mi indignación me obliga a escribiros y contaros lo más brevemente posible lo que me sucedió hace algunos días.

Estando en casa aparecieron dos sujetos con sus respectivas identificaciones acreditándose como trabajadores de Iberdrola. Me dicen que son de la compañía, que si por favor les puedo sacar una factura de luz y gas, ya que el contrato está a punto de vencer (que sí, en efecto, está a punto de vencer), que el descuento que nos han aplicado hasta ahora estamos a punto de perderlo y que nos lo pueden renovar.

Mientras yo estaba con ellos en la puerta, a pesar de su insistencia para entrar dentro hasta algún lugar en el que pudiera apoyar los papeles, mi novia llamó a la compañía y cuál fue nuestra sorpresa cuando al dar el número de acreditación de uno de ellos nos indican que no corresponde a ninguno de sus agentes. Él se mostró indignado, pero no se apartaba de la puerta para que pudiera cerrar, al mismo tiempo que llamaba a Iberdrola para demostrarnos que sí que trabajaba en dicha empresa. Después, mirando en foros de consumidores, nos encontramos con cientos, si no miles, de casos similares al nuestro, con el mismo modus operandi. Casos de comerciales sin escrúpulos que se aprovechan de la buena fe y la educación de la gente para cambiar contratos a otros menos ventajosos o incluso cambios de compañía energética.

Mi consejo es que tengan ustedes mucho cuidado con a quién atienden en sus domicilios y que no se dejen embaucar por charlatanes como estuvo a punto de sucederle a un servidor. Como consumidor me siento desprotegido y es desalentador saber que este tipo de actuaciones son totalmente legales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos