La experiencia de Venezuela

MIGUEL ÁNGEL LOMA

Observando el trágico culebrón al que el chavismo bolivariano ha conducido a Venezuela y aun admitiendo que en sus orígenes el propio Chaves quizá pretendiera acabar con graves injusticias, sólo cabe concluir que estamos ante un nefasto gobierno que ha empobrecido a una rica nación petrolera hasta hacerla carecer de los bienes más básicos y primarios. Como un sabio consejo nos advierte de que por muy negativo que resulte cualquier hecho o experiencia, siempre hay que intentar extraer alguna lección positiva, la mejor consecuencia de esta desgraciada situación quizás fuera que nos sirviese de aviso, intentando evitar que aquellos grupos políticos que toman como fuente de inspiración e incluso de financiación al chavismo, consiguiesen acceder a nuestro Gobierno, solos o en compañía de otros. Pues por muy singulares y lejanas que nos parezcan las circunstancias políticas, sociales y económicas de nuestra querida hermana Venezuela, si hay algo demostrado en la historia es que cuando comunistas o filocomunistas, en cualquiera de sus franquicias, acceden al poder de una nación, queda garantizado que la degradarán hasta convertirla en una gran fábrica de miseria moral y económica, además de emponzoñar su sociedad con odios y miedos que siempre devienen en violencias y enfrentamientos. Lo malo es que otro no menos sabio consejo también nos recuerda que nadie escarmienta en cabeza ajena; ni hombres ni pueblos.

Fotos

Vídeos