Un exhibicionista en la piscina de Las Gaunas

ANNA REBECCA TÉLLEZ

El lunes, en la piscina del polideportivo Las Gaunas observé a un hombre dentro del agua tocándose con el pene fuera del bañador. Informé al personal del centro y me dijeron que no se puede hacer nada hasta que vuelvan a 'pillarle'. No es una opción viable cuando el personal del polideportivo nunca está debajo del agua. No todos denuncian este tipo de hechos delictivos.

Acudí a la Policía Nacional y me comunicaron que esto no es un delito mientras no lo haga delante de un menor, aunque se trate de un lugar público donde acuden a diario muchos niños. ¿Por qué no se puede hacer nada hasta que este hombre vuelva a agredir a más personas? ¿Por qué no existe ningún protocolo establecido para actuar ante este tipo de incidente? ¿Por qué no le pasa nada a este agresor cuando yo, como víctima, estoy planteándome no volver a esa piscina?

He entregado una hoja de reclamación en Las Gaunas y otra en el Ayuntamiento; he acudido a la Policía Nacional y en ninguno de los casos me han ofrecido ninguna solución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos