Elecciones, ¿para qué?

JUAN CARLOS MAROTO

Esta farsa de democracia y su Constitución no son eficaces y lo estamos viviendo. En tanto no se ilegalicen, o no se permitan, los partidos separatistas, globalistas, extremistas y nacionalistas, todo seguirá igual y nuestro entorno político y social se convertirá en una tautología para los payasos corruptos de siempre. No es permisible, al menos, que los partidos nacionalistas o separatistas participen en la política nacional. Es un error. Volverá a pasar lo mismo si dejamos que los alborotadores se presenten de nuevo y luego, entre todos se repartan el pastel en función de sus intereses. No nos engañemos, estos políticos no son honestos. Lo mejor para este país es el federalismo en forma de república. Otra opción, el error de siempre y beneficio para los de siempre. ¡Vale ya de tanta estulticia, hombre!

cartas@larioja.com

· Las cartas no deberán superar las quince líneas (1.000 caracteres con espacios) y tendrán que incluir el nombre, apellidos, dirección y un número de teléfono del remitente. Diario LA RIOJA se reserva el derecho a extractarlas. Correo electrónico
cartas@larioja.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos