La democracia española está coja

JOSÉ LUIS ESTEVE

Nuestra democracia está incompleta. En cualquier país civilizado, libre y democrático, los dos principales partidos luchan por el poder de forma respetuosa hacia el otro. Al de la izquierda no se le ocurre llamar fascista, y en nuestro caso además franquista, al otro. Ningún partido, como es el caso de nuestro PSOE, cree tener el derecho absoluto a gobernar, ninguno cree y piensa que le es permitido hacer todo lo que quiera para conseguirlo. Ahora, algunos ya están intentando echar al PP del gobierno de Galicia con la excusa de los incendios.

Así que tenemos la mitad de los mimbres necesarios para hacer una buena democracia, una democracia duradera, pero nos falta la otra mitad.

Fotos

Vídeos