Cervera del Río Alhama, como Portugal

VÍCTOR ROYO

Cuentan los más viejos del lugar que en una de esas pomposas visitas que hizo el dictador Franco a la zona, un grupo de vecinos de Cervera bajaron en peregrinación a Corella reivindicando, conocidas como eran las mejores condiciones de vida de los navarros, que también ellos querían «ser navarrus».

Han pasado muchos años de aquello y ahora que solo queremos ser riojanos de primera, sí que nos gustaría, después de ver la transformación económica y social que ha realizado la gestión de la izquierda en los últimos años de nuestro país vecino, ser como Portugal.

Sin apartarse de la ortodoxia que exige Europa, el presidente socialista ha aprobado medidas puntuales para distanciarse de la austeridad a ultranza de la derecha y mejorar las condiciones de vida en un país que, en 2015, un año después de ser intervenido por la troika, tenía a casi dos millones de personas en riesgo de pobreza, un 20% de la población, datos negativos que ha dejado atrás hace un tiempo.

Pues bien, en Cervera queremos que el camino sea el mismo. Sin saltarnos la ley de estabilidad presupuestaria impuesta por el PP, en Cervera hemos conseguido, invirtiendo más de lo que nunca invirtieron los gobiernos locales del señor Sanz y la sombra a alargada de la familia, reducir la deuda, que en 2015 era de 6.000.000 euros y a fecha de hoy es de 3.780.000, un 37% menos en tres años, que es algo muy importante para el futuro de nuestro pueblo. Pero, además, somos uno de los pocos municipios españoles, uno entre sólo once en toda La Rioja, que ha conseguido rebajar el IBI de sus vecinos, consiguiendo con esto mayor poder de gasto de las vecinas y vecinos de Cervera y sus barrios.

Hay quien mira sólo lo folclórico para atacarnos: si baila y quién baila la gaita, sin preguntarse si en el siglo XXI ciertas tradiciones no hay que adaptarlas, y poco dice de lo conseguido. Olvidan que los hijos de los cerveranos no tendrán que pagar por ir en autobús a estudiar o que el balneario esté finalizado, después de la catástrofe que provocaron por la dejadez durante sus años de desgana en el gobierno municipal.

Desde el Ayuntamiento de Cervera queremos parecernos a la política de prosperidad de nuestros vecinos portugueses. Pero ahí están también mis compañeros Paco Ocón y Concha Andreu, socialistas, que han apostado de manera clara por nuestra comarca. Si se les deja gobernar en La Rioja, todos seremos riojanos de primera y todos los riojanos, españoles también de primera.

Como decía, si en los años 50 quisimos «ser navarrus», ahora queremos ser riojanos y mirar a Portugal como ejemplo de crecimiento y mejora de la calidad de vida de sus habitantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos