Cataluña

FRANCISCO JAVIER MORAGA

Por motivos familiares, laborales, históricos, estamos unidos a Cataluña. ¿Quién no respeta la voluntad democrática del pueblo catalán? Veámoslo. En el año 1978 el pueblo catalán aprobó la Constitución Española. Al año siguiente, 1979, el Estatut, fiel a la Constitución Española. En el año 2004, la Constitución Europea.

Votaciones democráticas, coincidentes, reforzantes de la misma idea. Catalunya convive lealmente con los demás pueblos ibéricos. Ahora quieren eliminar todo el «currículum democrático anterior» con un referéndum, «órdago», acelerado, al estilo constituyente del país hermano, Venezuela. Poniendo a los demás pueblos ibéricos internacionalmente en un lugar injusto.

Aquí hemos trabajado duro para Cataluña. La obrera de la industria textil que madrugaba a las 5 de la mañana, el de la metalurgia, la funcionaria, el campesino. Habría que pagar altos aranceles para defender la industria catalana. El habitante de la meseta, todos, todos. ¿Las Olimpiadas a dónde? Pues a Barcelona.

Se puede y se debe hablar sin miedo. Fraternalmente. Empezando por el principio. Poco temor a referendos. Pero hay que hacer gestionar bien los deseos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos