La 'Carmen' del siglo XXI

ROSA FERNÁNDEZ SAIZ

Hay que ser un genio para tocar un clásico y salir airoso y triunfal. Ullate lo ha conseguido. Cuando en un teatro notas que se contiene la respiración, que no se oye el vuelo de una mosca y que al finalizar miras la hora y piensas que todo ha transcurrido con demasiada celeridad... es buen síntoma. La 'Carmen' de Ullate es transgresora, descarada, sensual y seductora. Una puesta en escena de atrezzo sencillo pero impactante, vestuario de cuero, momentos con guiños a la estética ochentena de la movida madrileña.

Duato,otro grande, decía hace años que España es un país sin tradición de ballet clásico, ni de danza. Posiblemente no se equivocaba, pero cuando algo roza lo sublime como lo que se vio sobre el escenario del Bretón hace unos días, el público despliega sus sentimientos aunque los tenga en lo más profundo de la epidermis.

Los bailarines de Ullate se mueven sin esfuerzo sobre el escenario, a gusto, como si su manera de ir por la vida fuera así, de puntillas. Dice el maestro Ullate que con esto se retira como coreógrafo. Satisfecho puede estar de poner colofón a su trayectoria de esta manera. Nunca un clásico estuvo tan a la última.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos