El 'Cameros Blues Festival' de Laguna

JOSÉ LUIS TIERNO

Ha transcurrido un año más y con él un nuevo 'Cameros Blues Festival', que hace ni más ni menos que el número cinco y que, como no podía ser de otra forma, ha superado holgadamente la edición anterior.

Cada año se va mejorando y, aunque no parece posible, se van estrujando un poco más las infraestructuras del pueblo para poder completar la fiesta con un nuevo éxito. He leído en alguno de los muchos artículos publicados, sobre todo por el Diario LA RIOJA, que en Laguna no se podía ni aparcar mal esos días del Blues; yo añadiría que casi ni atravesar el pueblo por la carretera. El tiempo ha sido extraordinario, aunque ya se sabe, para ver las estrellas se necesita el polar. La afluencia de público ha sido la mayor de todos los años; vienen los del año anterior y algunos más que se suman a la fiesta.

Mientras los mayores disfrutaban de la buena música, veías a los niños sentados en primera fila, la mayoría al sol, que no pestañeaban para no perderse nada de lo que allí se cocía.

La organización ha sido extraordinaria; cada uno sabe lo que hay que hacer y en qué momento, lo hace y punto.

Los bares y restaurantes se han esmerado en la atención al público con agilidad y diligencia, consiguiendo acercar el servicio, lo más posible, a la fiesta.

Como en años anteriores los complementos, mercadillo, degustaciones, taller de baile, visitas guiadas, actuaciones infantiles (con susto incluido), han constituido un interesante broche; muy valorado y disfrutado por los asistentes.

Aunque parezca reiterativo, no me queda más que felicitar a todos: A todos los organizadores, especialmente a Tommy y su equipo, que lo han hecho extraordinariamente bien. Al Ayuntamiento de Laguna, al Gobierno de la Rioja, a la Asociación de Amigos de Laguna y a todos los colaboradores; sin su apoyo y ayuda no sería posible la realización de este evento. A los medios de comunicación, sobre todo al Diario LA RIOJA y a la TVE de La Rioja, que se esmeran en la cobertura y difusión de este evento. A todos los músicos, que han dado lo mejor de sí mismos y encandilado a un público que se mostraba receptivo y colaborador. A los trabajadores de la 'Cruz Roja' que han estado al pie del cañón, con su ambulancia, soportando los calores del mediodía, para evitar males mayores. A todos los asistentes, por su paciencia y colaboración para todo salga lo mejor posible. A todo el pueblo en general, que se ha volcado en su festival y ha trabajado de lo lindo para tener todo a punto.

Muchas felicidades a todos y ánimo; hay que empezar rápidamente a pensar en el próximo 'Cameros Blues Festival 2108'.

Fotos

Vídeos