Alucinante

GREGORIO COLOMA

Parece que al menos un «mozo de escuadra» se encuentra en Bélgica sirviendo de guardaespaldas a un expresidente de la Generalidad de Cataluña reclamado por la justicia y que se quiere quitar hierro al asunto -no solamente por voces separatistas- especulando sobre si aquel, o aquellos, se encuentran o no de vacaciones. Y yo pregunto: ¿Y eso qué tiene que ver? Si un miembro de los cuerpos de seguridad del estado español se pone al servicio de un prófugo de la justicia española, ¿no está cometiendo un delito? ¡Yo creo que bien gordo! Claro está, a menos que alucine.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos