La Rioja

Náxara: humildad y grandeza

«Siendo humildes, ya sois grandes», rezaba una pancarta en el campo de la Salera, en Nájera, durante los partidos de las eliminatorias de ascenso a 2ª B.

Quienes la elaboraron dieron en la diana. Lo acontecido y vivido en Nájera durante toda la temporada y especialmente, en los últimos partidos en los que los blanquiazules se jugaban el anhelado ascenso, formará parte para siempre de la épica del equipo y de la ciudad.

Una ciudad, Nájera, volcada con su equipo, del que tan orgullosa se siente siempre, gane o pierda, pero que esta vez ha tocado con los dedos el ascenso. Para nosotros no pueden ser mejores como jugadores y como personas. Y es que ambas cosas sólo pueden ir unidas. Un equipo humano compacto, generoso, noble y fiel a una meta común. ¿Puede haber algo más loable en el deporte?

Nuestros jugadores no sólo han sido grandes toda la temporada, sino que nos han hecho disfrutar partido a partido hasta rozar el triunfo definitivo.

Independientemente del resultado, Diego y sus jugadores son nuestros campeones. Lo serán siempre, ya que gracias a ellos hemos vivido un sueño.

No pudo ser, pero no por inferioridad ante los rivales. Nuestros chicos lucharon hasta el final con ahínco y merecieron el triunfo. Pero el fútbol es así: unas veces se gana y otras se pierde. En la derrota se ha visto, más si cabe, la grandeza de un equipo entregado a su ciudad y una ciudad rendida ante su equipo.

A pesar de las lágrimas y los abrazos de cariño que compartimos con ellos en el campo de Tafalla, saben que son los mejores porque han hecho posible la ilusión de un sueño, lo único que no termina al despertar y lo que seguirá empujando a este equipo y su afición hacia adelante.

La afición del Náxara, que no ha dejado ni un momento de apoyarles; la peña Resaka blanquiazul, los cientos de aficionados que les han seguido a Murcia, a Albacete, a Tafalla y que forman, sin duda, la mejor afición de La Rioja, merecen un magnífico reconocimiento.

En cuanto a vosotros, nuestros chicos, sabed que nos quedamos con vuestra humildad, vuestro esfuerzo, vuestra nobleza. con ese sueño que hemos compartido y que os ha hecho grandes para siempre.

Al Náxara, a la afición y a toda la ciudad de Nájera... gracias, muchas gracias por regalarnos tantos y tan buenos momentos de fútbol y confraternidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate