La Rioja

El hundimiento del Banco Popular como muestra

Impresionaba ver en la TV a aquella señora a la que le habían fundido un millón de euros en el Banco Popular. Caso llamativo por la cantidad, pero hay cientos de personas a las que han hecho desaparecer las decenas de miles de euros de los ahorros de toda su vida, acumulados a base de sacrificios y privaciones. En contraste con estos dramas, el Ministro de Economía insulta a nuestra inteligencia presumiendo de lo bien que lo han hecho y Dª Ana Patricia Botín nos demuestra su desprecio cuando nos espeta que se ha comprado el banco por 1 euro. Casi paralelamente a estos sucesos, el gobernador del Banco de España nos dice que hay que seguir menguando sueldos, recortando prestaciones sociales y, sobre todo, suscribir pólizas de seguros privados para tener pensiones ¿Para qué? ¿Para que al Banco, Fondo, Financiera o Aseguradora de turno donde hemos puesto nuestros ahorros le pase lo mismo que al Popular y los haga «desaparecer»? Y, por supuesto, el sistema capitalista demuestra esa eficiencia de la que presume, premiando la «buena gestión». Ángel Ron, el Presidente que ha llevado al 'Popular' a la ruina (y eso que, según varias revistas especializadas, era «el mejor Banco del mundo»), se lleva una indemnización de 24 millones de euros. Y ya se van desvelando informaciones de que varios directivos se van a repartir 100 millones de Euros. Es atroz, desolador. Y nos dicen que es este «maravilloso» capitalismo el que garantiza nuestra prosperidad. Pero es que, además, cuando en el panorama político actual emergen fuerzas que denuncian este latrocinio y proponen medidas para acabar con tanto expolio, reciben feroces ataques y se les calumnia, y nos pintan esas propuestas como amenazas. Uno no puede menos que preguntarse: ¿Es que hay algo peor que esto? Bueno, mejor lo dejo ahí. Murphy acecha con su Ley. Es muy triste, pero parece que la masa votante se rinde ante la Doctrina Jorge Bustos: «Prefiero en el gobierno a un corrupto que a un comunista». Pues si ese es el pensamiento mayoritario, nos merecemos que nos apliquen la «Doctrina Andrea Fabra». Así que hagamos acopio de ajo y agua como medida paliativa: los recortes en Sanidad pondrán carísimos los antiácidos para soportar las úlceras que nos provocará tanto sapo tragado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate