La Rioja

La difamación no puede salir gratis

He seguido con cautela las noticias que daba este periódico sobre el proceso de la denuncia que se vertía contra un profesor de un colegio concertado de Logroño. He trabajado en la enseñanza pública durante casi cuarenta años por lo que me hago idea del sufrimiento de este profesor, de su familia y de toda la comunidad educativa con un asunto tan delicado. El profesor ha sido declarado inocente por la Justicia. Esta noticia me alegra tanto que me he puesto en contacto con el colegio para transmitirle mi más sincera felicitación. Nos hemos emocionado tanto que apenas hemos podido hablar, pues hice las prácticas docentes en este centro.

Quiero dejar constancia por esta carta de que, en mi opinión, las acusaciones, difamaciones y calumnias no deben salir gratis a la persona o personas que las realizan, porque el daño causado es irreparable. Al mismo tiempo se deberían tratar estas noticias, por parte de los medios, en total anonimato para mitigar, si es posible, los efectos del daño.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate