La Rioja

Agradecimiento a la residencia Virgen del Valle

Es muy difícil ver marchar a un ser querido, y más a un pilar en la familia como ha sido Elena para todos nosotros. Pero más difícil es darse cuenta de que ya no es posible hacerse cargo de ella y de que tiene que estar en manos de especialistas. Lo que no esperábamos en ningún momento es tener la suerte de dar con los trabajadores de la Residencia para personas mayores 'Virgen del Valle', en Cenicero.

Todos, sin importar el cargo que desempeñan, han cuidado de ella y de nosotros como si fuesen de la familia, y nos han acompañado hasta el último momento, no solo en el centro sino teniendo el detalle de pasarse, cada uno de ellos en sus horas libres, a darnos apoyo en la despedida.

Gracias de verdad por el alivio que nos habéis dado, por cada una de vuestras palabras y de vuestras sonrisas durante todo el proceso. No tenemos cómo agradecéroslo. Aunque hemos perdido a un ser muy querido, la sensación que nos queda es que la familia ha aumentado. De corazón, seguid así.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate