La Rioja

El precio de morir en Villar de Torre

Siempre he oído decir que morirse en España es muy caro por lo que cobran por todos los servicios funerarios. Lo que nunca hubiera imaginado es que el pueblo en el que nací, Villar de Torre, de poco más de 100 habitantes, tuviera el privilegio de tener uno de los nichos más caros de España.

Hace poco falleció mi madre. Tenía 92 años, todos ellos vividos en su pueblo, donde pagó sus impuestos. Cuando la compañía con la que tenía un seguro de decesos se hace cargo de las gestiones, nos comunica que el precio del nicho es tan alto que no pueden asumirlo.

Nuestra sorpresa fue mayúscula. Hace ocho años, un nicho igual, por nuestro padre, costó 340 euros y ahora 1.500 euros.

Me gustaría que alguien me explicara qué poderosas razones hacen que se revalorice tanto, y por qué el precio es igual para quien ha vivido y cotizado siempre en el pueblo que para quien viene de fuera.

Parece que en algo estamos entre los primeros pueblos del país, uno de los nichos más caros de España.