La Rioja

El limpiacristales

La Navidad es un tiempo de familia y de reencuentros. Pero estas fechas guardan momentos peliagudos; los regalos. El regalo estrella es el perfume, pero hay tantos entre los que elegir que muchas veces vale más el diseño del frasco o la publicidad que el propio perfume. El reclamo publicitario en los perfumes son mujeres envueltas en un halo de sensualidad (porque lo que es tela, es más bien poca las que las envuelve) u hombres musculosos y confiados.

Sabemos que al comprar esas fragancias no nos transformaremos en ellos, pero aun así las compramos. El último reclamo publicitario de un perfume femenino de una conocidísima marca italiana es un frasco con forma de limpiacristales. Si la idea de la marca era atraer al público femenino me parece un acto insultante y despreciable, pero si el mensaje de la firma es que la fragancia está a la altura del limpiacristales, lo único que les recomendaría sería bajar el precio. Un limpiacristales no cuesta 50 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate