La Rioja

No a la violencia psicológica contra los menores

El otro día tuve una experiencia incómoda y desagradable. A mi lado se sentaron un señor y un niño de 11 o 12 años. El señor parecía bastante molesto por las notas de su hijo en el colegio. Le gritaba apelativos tan desagradables que no me atrevo ni a reproducirlos aquí.

Resulta muy triste oír a un adulto tratar de manera tan despectiva a su hijo, más siendo menor de edad, independientemente de si tuviera razón o no. En mi opinión, el problema del rendimiento de cualquier persona radica en el ambiente que respira en su hogar. Si en tu hogar nadie confía en ti, en tus capacidades, entonces ¿quién lo hará? Es un problema serio que la sociedad española debería reconocer y afrontar, con tal de mejorar la proyección de futuro que tenemos de los más jóvenes.