La carta de las pensiones

Inverco, la asociación de gestoras de inversión, ha puesto en evidencia el sistema de simulación de pensiones futuras que luce el Ministerio de Empleo en su web porque sus datos no trasladan una información real y adecuada, sino sólo una «ilusión monetaria», ya que no tiene en cuenta la inflación ni los topes de prestación, por lo que difícilmente el trabajador puede hacerse una idea de cuál será su capacidad adquisitiva cuando se jubile. El Gobierno se comprometió en 2014 a informar por escrito a los trabajadores de la pensión futura que les correspondería de acuerdo con la legislación en vigor. Aquel compromiso no se ha honrado todavía, y es precisamente ahora, con el Pacto de Toledo reunido y a punto de tomar determinaciones, cuando más urgente resulta proporcionar a la opinión pública información fidedigna de sus expectativas antes y después de las reformas que se lleven a cabo. Se trata de conseguir un equilibrio entre el esfuerzo que los activos estén dispuestos a realizar y la dignidad y suficiencia de las pensiones de los pasivos. Y para ello, hay que disponer de una herramienta de cálculo capaz de informar adecuadamente de las pensiones que cada uno recibirá.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos