Son «mucho» cansos

JULIO ARMAS

Qué quieren que les diga?, son muy pesados. Vamos, ¡mucho cansos!, como dicen en mi tierra. Ya saben a quiénes me refiero... a aquellos que viven por allá, baixant a la Font del gat, a la izquierda. Estaba yo el martes pasado leyendo tan ricamente el periódico cuando me llamaron por teléfono para decirme que a las nueve y cuarenta y cinco, el presidente Roger (los catalano parlantes dicen «Rucher») iba a hacer unas declaraciones para intentar aclarar, supuse, lo que ya no hay dios que entienda.

Y así fue. Impuntual, como tienen por costumbre los políticos catalanes (tengan en cuenta que la puntualidad es la cortesía de los reyes), apareció el buen hombre en la tele para avisar que el pleno que estaba previsto para las tres de la tarde no iba a realizarse, pero que no lo suspendía, sino que lo aplazaba. ¡Vaya por Dios! Se aplaza, se posterga, se demora, se pospone y se retarda, pero no se suspende. ¡Vaya tema!

Oigan, solo por curiosidad, ¿ustedes no están hasta más arriba del gorro de tanta gilipollez? ¿De tanto pleno, de tanta reunión de la mesa y de tanto bla, bla, bla? Los unos contra los otros y los otros contra los unos, día a día, semana a semana, mes a mes. Todos quieren ser califas en lugar del califa. Y pin pan y duro y dale, todos van a codazos en lugar de ir codo con codo.

Viendo esto me viene a la cabeza una anécdota (no recuerdo si ya la he contado en alguna ocasión, pero si así es perdonen la insistencia) de Josep Pla i Casadevall, aquel excelente escritor al que, para vergüenza y como prueba de su generosa estulticia, tan poco cariño le tienen los catalanes. Pues bien, es el caso que habiendo llegado el señor Pla a New York, y tras pasar por el hotel, le invitaron a dar una vuelta por Manhattan. Y fue y la dio y vio los edificios y los parques y las luces y estando ya de regreso al hotel, preguntó a uno de sus anfitriones: «Oiga, ¿y todo esto quién lo paga?» Pues lo mismo. Viendo el permanente cachondeo que se traen los catalanes también les pregunto yo: «Oigan, ¿pero todo esto quién lo paga?»

Y es que son como el de la petaca. Y dale, y dale, y vuelta y vuelta a empezar y las empresas se van de naja y las Agencias de Viajes aconsejan no visitar Cataluña y ellos, erre que erre, diciendo exiliado en lugar de prófugo, mayoría de catalanes por mayoría de escaños y presos políticos por políticos presos. Una verdadera lata, si quieren una lata de «botifarra amb mongetes», pero una verdadera lata.

Créanme si les digo que antes de empezar a pergeñar estos folios he estado pensando muy seriamente si merecía la pena insistir en esto que les estoy contando. ¿Otra vez? ¿Otra vez hablarles de la burrada esta de los independentistas catalanes? Ganas dan de no hacerlo, pero al final he llegado a la conclusión de que debía escribir estas cuatro líneas. No podemos cansarnos de decir que lo que están haciendo estas gentes es una burrada, por la sencilla razón de que ellos no se cansan de hacer el burro.

Decía don Camilo, y la vida está demostrando la verdad de lo que decía, que en esta España de nuestros pecados el que resiste gana. Razón llevaba usted don Camilo. Razón llevaba. No hay que desistir, al contrario, hay que insistir una y otra vez. El que resiste gana. De todas las formas el cansino discurso de esta gente ya sabemos cuál es. Un discurso que me recuerda la historia del peregrino al que un día le avisaron de que aquel camino no le llevaría a la ermita y contestó que lo que tenían que hacer era cambiar la ermita de sitio.

Les dije hace tiempo que, en mi opinión, todo esto se acabaría parcheando (arreglar no creo que se arregle nunca o yo por lo menos no lo veré) con una amnistía y un cheque. ¡Vamos! Con estas cosillas de nada a las que tanto unos como los otros les llaman «soluciones políticas». Otro eufemismo más al que con el tiempo debemos de ir acostumbrándonos. Y no les aburro más, que para aburrir ya tenemos al expresidente Carles, como le llamaría el presidente Roger. Hasta el domingo que viene, si Dios quiere y ya saben, no tengan miedo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos