CANDIDATO Y REO

MANUEL ALCÁNTARA

En una entrevista a la televisión pública belga, el prófugo Puigdemont ha afirmado que está dispuesto a ser candidato a las elecciones del próximo 21 de diciembre, que si bien se mira el calendario, no está tan próximo. El tiempo vuela, al decir de los que le siguen la pista, pero lo adelantan en su carrera los atletas políticos, acostumbrados a perseguir su propia sombra o a pegarle un quiebro en cualquier esquina del callejón sin salida del laberinto español. Jugar a policías y ladrones puede ser aburrido si no se intercambian los papeles. Quizá por eso, han parado al comisario Villarejo, que disfrutaba de una mal ganada jubilación. Le acusan de cohecho y blanqueo, además de organización criminal. La llamada 'operación Tándem' descubre a una esmerada trama criminal en cuyo escalón más alto estaba el hoy millonario José Villarejo, su actual esposa, y otro colega, que fue comisario del aeropuerto de Barajas. Con menos puede hacer Eslava Galán una novela de mil páginas sin tener que hablar de Cataluña, donde el paro ha crecido el doble que en toda España.

Lo que más nos apasiona es el destino del expresident, que ha reiterado su propósito de ser candidato, que coincide con las órdenes de busca y captura que la juez Carmen Lamela ha emitido desde Madrid. Al termómetro político le puede estallar el mercurio, ya que estamos a 5 de noviembre y quedan muchos días y una sola larga noche hasta el 21 de diciembre. El dios de las lluvias ha reaparecido en estas tierras solares, cantadas por el padre Rubén Darío, que creía en las razas ubérrimas antes de que viniéramos todos a llorar junto a las razas paupérrimas. Venezuela está al borde de la suspensión de pagos y nosotros estamos al borde del abismo, mientras las noches caen cada vez más despacio para no lastimarse en su caída.

Fotos

Vídeos