El 'brexit' se mueve

Casi un año y medio después de que los británicos optaran en referéndum por la salida de la Unión Europea, comienzan los primeros movimientos reales de ambas partes después de un interminable periodo de escarceos entre el negociador comunitario, Michel Barnier, y su homólogo británico, David Davis. Por una parte, la primera ministra británica, Theresa May, advertía ayer de que no tolerará ningún intento de «bloquear el deseo democrático del pueblo británico tratando de ralentizar o detener» el 'brexit'; de hecho, el Gobierno presentó esta semana una enmienda a la ley de salida de la UE, que confirma que el Reino Unido abandonará el club el 29 de marzo a las 23.00 horas, al término del plazo de dos años. Por otra parte, Barnier daba un ultimátum a Londres: en un plazo de quince días ha de concretarse la factura de la salida y el Reino Unido deberá hacer las «concesiones necesarias» para que la negociación pase a la segunda fase, el marco de relaciones entre el Reino Unido y la UE después de la desconexión. Las espadas están en alto y el riesgo de ruptura es evidente, pero a veces es necesario tensar la cuerda para que los anclajes se desbloqueen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos