Beatífica foto de la región

La primera sesión del debate sobre el estado de la región permitió a José Ignacio Ceniceros presentar una beatífica imagen de La Rioja mediada la legislatura en la que accedió a la Presidencia. Nada extraño ni diferente a lo que acontece en otras jornadas de apertura de debates semejantes cuando el protagonismo es privativo de quien está llamado a defender su gestión. Pero fue quizás excesiva la autocomplacencia que se recetó Ceniceros, empeñado en relatar que su gestión y la de su Gobierno «ha incidido de manera directa y positiva en la vida de miles de personas». Quizás esto sea solo levemente reprochable en el juego de la política y sí lo sea, sin embargo, el escaso recorrido del apartado dedicado por Ceniceros a las propuestas de futuro, algo que seguramente buscará corregir en la sesión de hoy, como es costumbre. Porque difícilmente podría aspirar a superar airoso el debate del estado de la región si no da más muestras de liderazgo en torno a 'asuntos de región', como el de las infraestructuras por las que pasó casi «de manera silenciosa», como literariamente concluyó su discurso. La oposición es hoy la encargada de hacerle salir de semejante circunspección.

Fotos

Vídeos