La atención primaria no goza de buena salud

«Las tres mayores preocupaciones de los trabajadores de atención primaria son, con mucha diferencia: la falta de tiempo que se dedica a los usuarios del sistema sanitario, la falta de profesionales y las retribuciones»

Si existe un día dedicado a la Atención Primaria es porque la columna vertebral del sistema sanitario español no goza de buena salud. De hecho, el Foro de Médicos de Atención Primaria elaboró un Decálogo para conseguir un servicio de calidad que no lo está cumpliendo ninguna comunidad autónoma de nuestro país.

El pasado año, sólo cinco CC. AA. cumplieron algún requisito de dicho Decálogo; entre ellas, no estaba La Rioja.

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato al que represento, sigue alertando de la precariedad laboral y el deterioro del servicio al que se enfrentan en el día a día el personal de atención primaria. Así se desprende de una reciente encuesta llevada a cabo por este sindicato sobre un total de 11.626 participantes a nivel nacional (358 en La Rioja) y en el que han participado médicos, enfermeras, pediatras, residentes, auxiliares, celadores, etc.

Para CSIF, la atención primaria tiene una gran importancia dentro de cualquier Servicio de Salud, donde debe tener un papel de eje vertebrador. Por ello es necesario alcanzar un buen índice de calidad de servicios ofertados para que sea directamente proporcional a un buen nivel de satisfacción de los profesionales y dé como resultado una buena atención de calidad a los ciudadanos.

En este sentido, tal y como reflejan los datos recabados por CSIF, el índice de satisfacción profesional del personal sanitario de atención primaria en La Rioja es muy bajo. Si la Consejería no toma medidas urgentes, será la responsable de que en pocos años no tengamos profesionales que puedan atender a los usuarios.

De los datos obtenidos de nuestra encuesta en atención primaria se extraen las siguientes y preocupantes conclusiones:

El 90 por ciento de los profesionales de atención primaria del Servicio de Salud de La Rioja (SERIS) considera que no se dedica el tiempo suficiente a cada paciente, frente al 78% en el ámbito nacional. Una situación que se ha ido agravando en los últimos años con los recortes en personal y que ha producido una masificación de las consultas.

Un 60% estima que no se potencia la cirugía menor en sus centros de salud (68% a nivel nacional).

Otro 60% considera que no existe continuidad entre atención primaria y Atención Especializada (64% a nivel nacional).

También el 60% mantiene que no se llevan a cabo pruebas diagnósticas específicas (64% a nivel nacional).

El 80% subraya que no tiene tiempo específico para formación e investigación (75% a nivel nacional).

El 20% considera que su centro no cumple con los requisitos para ofrecer una mejor calidad y accesibilidad (58% a nivel nacional).

Y el 30% mantiene que la dirección de su centro no cuenta con medidas enfocadas a mejorar la calidad asistencial (60% a nivel nacional).

Asimismo, también se consultó a los profesionales sobre qué era lo que más les preocupaba en el desarrollo de su trabajo. La respuesta, por orden de importancia en términos de porcentaje, fue: 90% falta de personal; 80% para las retribuciones; 40% carrera profesional; 30% traslados; 20% conciliación vida familiar y el 20% formación.

De acuerdo con estos datos, el grado de insatisfacción de los profesionales sanitarios en La Rioja es notablemente superior a la del resto de comunidades autónomas. La Consejería de Sanidad debería tomar nota y tener en cuenta esta encuesta para mejorar la atención primaria en nuestra región.

Las tres mayores preocupaciones de los trabajadores de atención primaria son, con mucha diferencia: la falta de tiempo que se dedica a los usuarios del sistema sanitario; la falta de profesionales y las retribuciones.

En el aspecto positivo destacan las buenas infraestructuras y la buena dirección de los centros de salud.

Los datos obtenidos no hacen sino confirmar la idea que CSIF tenía de la mala situación que vive la atención primaria en La Rioja.

En consecuencia, hacemos un llamamiento urgente a la Consejería de Salud para la contratación de más profesionales y sobre todo para que se esfuerce por mantener a los que ya tiene, con el fin de que no tengan que emigrar a otras comunidades vecinas donde se les ofrecen condiciones laborales, de estabilidad y retributivas muy superiores. CSIF ha constatado que en los últimos años más de 50 profesionales de atención primaria han abandonado nuestra región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos