Asuntos varios

RICARDO ROMANOS

Hace unos días, un amigo, sabedor de que me iba a despanzurrar de risa, y de hartura de tanta bobería, me envió una de esas guías para convertir nuestro idioma en un habla remilgosa, plana, timorata y censurada so capa de corregir sus supuestos sexismo y androcentrismo, oh, y contribuir de este modo, funesto y cursi, a la 'visibilización' (palabrejo éste de reciente cuño) de la mujer y a la lucha contra la violencia de género, ahí es nada. A lo mejor te viene bien -me decía mi amigo en su nota-, para darle caña a este engendro en tu ventana. Animado por la lectura del disparate le tiré cuatro o cinco tajos con mi sable y al séptimo descansé bajando a tomar un café a mi terraza preferida y, tras comprar este periódico y echarle un vistazo, proseguir tras el venturoso receso. Y mire usted por dónde allí estaba, en el periódico digo, mi vecino Fernando Sáez Aldana practicando incisiones con su afiladísimo bisturí en el mismo asunto, vaya por dios. Echaba mano Sáez Aldana de una recomendada por la Consejería de Sanidad del gobierno valenciano. Así que mi gozo y mi artículo en un pozo y a otra cosa mariposa. Tan solo añadiré tres cosas: que la autora es una doctora costarricense (perdón, una 'personal sanitario/a') afincada, y supongo becada para perder el tiempo, en Toronto, allá por Canadá; que la autoría del dislate valenciano no hizo otra cosa que fotocopiarlo; y que mientras las mujeres sigan percibiendo por el mismo trabajo que los hombres un 24% menos, los montes seguirán pariendo ratones sin otro afán que una caprichosa y paranoica censura. Señora, caballero: cliquen el titulillo de arriba en su buscador y pasen ustedes un buen rato echando de comer a los patos. En fin, hablemos de otra cosa. En esta España de las maravillas económicas un par de titulares de este diario me llamaron la atención. El pasado martes iba en primera uno de ellos: «El cheque 'nini' de 430 euros podría beneficiar a 1800 jóvenes riojanos». A bote pronto me quedé perplejo. ¿Qué es un nini? Tenía entendido que los ninis son aquellos adolescentes y no tanto que no la hincan: ni estudian ni le dan un palo al agua mayormente porque esa es su natural predisposición ante la vida. Y claro, había que oír las conversaciones de los jubilados con pensiones de mierda, o las de las viudas de a 380 mensuales. Así que nada, si nuestros ninios firman un contrato de formación, a vivir que son dos días. Y los empresarios tan contentos porque van a ser los principales beneficiados por el momio rubricado por Ciudadanos y el PP, faltaría más con lo bien que se llevan. Pues que se lo cuenten a la gente con dos carreras sobre los hombros y que andan repartiendo en sus bicis a plena disposición de la multinacional correspondiente durante 12 horas diarias, pagándose la 'autonomía' y por 700 mierdacos al mes. Y el miércoles nos enteramos de que Ayuntamiento y gobierno regional harán frente a millón quinientos mil euros del bono 'social' de la luz. El caso es que las eléctricas sigan en dique seco, sin mojarse, digo. Me alegro por la buena gente de a 390 euros al mes que vive, es un decir, de alquiler. Supongo que les ocurre como a aquel personaje de Galdós en que de tanta hambre como pasó consiguió, por fin, seguir viviendo en ayuno absoluto, 'teniendo la lengua muy destrabada y el cerebro listo para verbalizar ideas'. Está visto que la gazuza agudiza el ingenio. Quiero un nini a mi cargo: le voy a sacar punta en plan . Y a sus papis también, menudos gilipollas...

Fotos

Vídeos