EL ANUNCIO

MANUEL ALCÁNTARA

La fecha es inconcreta, pero será memorable cuando ETA, que ha previsto su disolución definitiva, le busque un hueco en el calendario. El mundo es un balón y la banda busca un momento propicio para recibir la buena nueva, que se espera desde tiempos antiguos. La idea es que el anuncio no coincida con el Mundial de fútbol, porque si juega Messi, que es el mejor futbolista de todos los tiempos sin necesitar el permiso de Pelé o de Di Stéfano, todo lo acaparará el diábolico astro que habita entre nosotros. Tenía previsto ETA declarar su disolución una vez comprobado que sus soluciones no eran buenas para finales de mayo o principios de junio. El objetivo era conseguir que la gran noticia no coincida con la gran fiesta del Mundial de fútbol. La palabra que congrega a todos, incluso a los que no se han movido nunca, es «desmovilización». Tantas idas y venidas, tantas vueltas y revueltas, han concluido por quedarse en el mismo sitio, quiza porque no haya otro mejor.

Hemos descubierto, al cabo de los siglos, que España no es un Estado plurinacional, sino una de las naciones que construyeron Europa. ¿Cómo lograr que Sánchez se entienda con Rivera? Cuando los dos líderes llegan a un acuerdo, los españoles siempre sospechamos que ha habido algún equívoco entre ellos. El resultado es que los menores de 45 años, que ya son bastante mayores, está tristemente convencidos de que no van a cobrar ninguna clase de pensión, ni chica, como todas, ni grande, como no es ninguna. Hemos hecho una patria mal avenida, de «metal triste y sonoro», donde no habrá dinero para los viejos que no tenemos una idea muy clara de cuándo debemos ausentarnos sin dejar señas. «Dios dirá», que dijo Miguel Hernández, pero siempre está callado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos