Amenaza de Abra

La Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (Abra) ha amenazado con reactivar el pulso 'secesionista' para crear una denominación de origen propia -Viñedos de Álava- si el Consejo Regulador no recoge en su presupuesto de 2018 partidas de promoción específicas para los nuevos vinos de viñedos singulares, municipio y zona que se aprobaron este verano. Argumenta esta asociación (que agrupa a 140 bodegas y una producción del 4% de la DOC) que en el proyecto presupuestario que maneja el Consejo «no figura ni una sola partida» para la promoción de los nuevos vinos, extremo que señala como una de las «claves» del acuerdo que el pasado agosto hizo posible el cierre de una de las crisis más graves que ha sufrido la DOC Rioja. Y aunque esta inquietud sea fundada, tanto como lo sería a estas alturas su reversibilidad, la falta de proporcionalidad de la amenaza planteada por Abra la desarma de razones. La amenaza secesionista suena a chantaje y el chantaje no casa con el diálogo que deben protagonizar los aludidos antes de escenificar un nuevo, y triste, episodio como el que parecía haber concluido el pasado verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos