Alternativa para un modelo fallido de Policía Local

«Frente a la carencia de ideas del PP, el PSOE apuesta por un modelo de Policía Local acorde a los intereses de la ciudad, de los logroñeses, de los agentes, y que permita que Logroño vuelva a ser un ejemplo en materia de seguridad ciudadana»

Seis años de Cuca Gamarra como alcaldesa han evidenciado el enorme fracaso del PP al frente del Ayuntamiento de Logroño en lo relacionado a la seguridad ciudadana y gestión de la Policía Local. Esta afirmación se concreta en cuestiones que tienen su origen en la falta de liderazgo en materia policial de Gamarra, más preocupada por su incierto futuro político que en el día a día de la ciudad y en su errática elección del concejal de Seguridad Ciudadana, quien es incapaz de dirigir y gestionar este cuerpo de seguridad. A estos despropósitos se suman una dirección general ausente e inactiva y un jefe de Policía Local descatalogado y delirante con un desconocimiento total de esta materia.

Todo ello ha derivado en hechos graves que denotan una falta de planificación y desgobierno por parte del Partido Popular en Logroño, despropósitos que generan que el caos dentro de la Policía Local haya aumentado en los últimos años. La situación ha llegado a tal límite que incluso el PP ha sido duramente reprendido jurídicamente en un auto judicial demoledor que cuestiona su sistema de elección y promoción en el seno de la Policía.

También hemos sido testigos durante el mandato de Gamarra a un desmantelamiento de unidades policiales esenciales para el correcto funcionamiento de la ciudad como la de tráfico, mientras se han creado otras afines con oficinistas prescindibles. Cada vez es más frecuente que incomprensiblemente suframos la ausencia de unidades elementales en turnos como el de noche, dándose incluso el grave hecho de que por ausencia de efectivos, Logroño no haya contado con el servicio de atestados, control de ordenanzas municipales, seguridad ciudadana y vigilancia a víctimas de maltrato.

Frente a esta situación caótica y denunciable, el PSOE sí tiene un modelo de ciudad y, por ende, de Policía Local basado en tres principios fundamentales: el primero, la elaboración por este Ayuntamiento de unos criterios objetivos de selección y promoción dentro de este cuerpo de seguridad, que impidan al PP caer en tentaciones de injerencia y eviten la politización de la Policía Local; en definitiva, una gestión efectiva con vocación de permanencia y al margen del partido político en el poder.

El segundo, la transparencia y participación de los propios agentes en la elaboración de un modelo eficiente y eficaz. Para ello, es necesaria una jefatura de carácter colectivo y experta, así como la creación en el seno de la Policía Local de un espacio de debate permanente, abierto e integrado por todos sin distinción.

Y en tercer lugar, la optimización de medios personales y materiales, mediante un profundo estudio de las necesidades y recursos de la ciudad. Con ello conseguiremos una estructura y calendarios eficaces, apostando por la formación continua de los agentes ante la evolución constante de la sociedad logroñesa.

Solamente entonces podremos hablar de modelos de futuro porque los socialistas apostamos por priorizar la ejecución de aquellas funciones que se encomiendan a la Policía Local por mandato legal, fundamentalmente en el artículo 53 de la Ley Orgánica 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tales como gestión y regulación del tráfico de la ciudad incluyendo la instrucción de atestados; el estricto cumplimiento de las ordenanzas municipales como la del ruido, convivencia o limpieza; y la vigilancia de personalidades y bienes de carácter local.

Funciones primordiales sin perjuicio de que, desde una perspectiva de cumplimiento estricto del resto de las funciones establecidas en el artículo 53 y de lealtad institucional, colaboremos con el resto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en otras funciones complementarias que tradicionalmente hemos compartidos en nuestra ciudad: Policía Judicial, auxilio en accidentes y catástrofes, cooperación en resolución de conflictos privados y actuaciones en materia de prevención de delitos que sean adoptadas en la Junta de Seguridad correspondiente como la seguridad ciudadana, violencia de género o protección de menores, entre otras. Tampoco nos olvidamos de una función tan importante como es la colaboración para la prevención del terrorismo.

Pero siempre con una coordinación clara entre todas las administraciones a través de la Junta de Seguridad y de convenios de colaboración específicos y exigiendo, para ello, una compensación que permita a Logroño dotar a su Policía Local de unos mayores y mejores medios personales y materiales para poder cumplir su función primordial de ser un servicio público dirigido a la protección de los derechos de la comunidad.

Con todo ello, frente a la falta de ambición y carencia de ideas del PP para la gestión eficiente y eficaz de la Policía Local, el PSOE apuesta por un modelo que sea acorde a los intereses de la ciudad y de los logroñeses, de los agentes municipales y que permita que Logroño vuelva a ser un ejemplo en materia de seguridad ciudadana.

Fotos

Vídeos