Un caso nada aislado

El relato del fiscal sobre las irregularidades que atribuye a Ángel Varea revela el mayor caso de corrupción en el Ayuntamiento logroñés

El exconcejal del Ayuntamiento de Logroño Ángel Varea, uno de los dos ediles del Partido Riojano que dieron soporte al bipartito del que los regionalistas formaron parte junto con el PSOE entre los años 2007 y 2011, se enfrenta a una petición de cuatro años y medio de cárcel y de 28 años de inhabilitación para empleo y cargo público. Una solicitud que la Fiscalía ha cursado para su remisión a la Audiencia Provincial en un detallado escrito de conclusiones en las que considera a Varea autor de un delito de prevaricación, otro de malversación y un tercero de tráfico de influencias, delitos en los que habría incurrido el edil para «beneficiar económicamente a la empresa Jazzgroup». Según explicita en su escrito el fiscal jefe Enrique Stern, las decisiones torticeras de Varea habrían facilitado ingresos superiores al millón de euros a favor de Jazzgroup y contra las cuentas del Ayuntamiento logroñés. El detalle de la retahíla de los actos administrativos sobre los que el fiscal refiere dudas legales abarca actos administrativos celebrados entre los años 2008 y 2011 e implica a otras dos personas: Luis Erich Reiner, asesor a sueldo del grupo municipal del PR durante el tiempo analizado, y Alberto Álvaro Egaña, gerente y administrador único de la mercantil Jazzgroup Comunication SL. De todo lo anterior se deduce que se trata del mayor caso de presuntas irregularidades legales detectadas en el Ayuntamiento de Logroño y se apunta, cuando menos, a que no se trata de una posible desatención administrativa, de un error en los trámites o de una decisión ventajista aislada. Más bien al contrario, el relato refiere un escenario de corrupción organizado y recurrente en las formas. Tanto que cabría interesar al investigador por el destino final (más allá de la mercantil señalada) de los beneficios de las supuestas trapacerías y esperar a que en la tramitación del caso se despeje la incógnita sobre la que se sustancian estos asuntos: cui prodest? (¿A quién beneficia?).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos