La Rioja

El voto inútil y La Rioja, en cueros

Los Presupuestos Generales del Estado han demostrado para qué valen los cuatro diputados que los riojanos votamos o los senadores electos por La Rioja, ya lo sean por los ciudadanos o por el Parlamento autonómico. Cuatro diputados que, una vez más, han cumplido el papel de actores secundarios, atendiendo de forma obediente lo que sus partidos les han ordenado, aunque esto haya supuesto dejar a La Rioja en cueros en inversiones para el año 2017.

Un único diputado de Canarias ha sido capaz de priorizar los intereses de su tierra y negociar unos cientos de millones para sus islas a cambio de avalar las cuentas de Rajoy. Pedro Quevedo, como antes Ana Oramas, de Coalición Canaria, ha demostrado cuál es el valor de un diputado que vota mirando a su tierra, que vota por los intereses de las personas que lo eligieron. Sin embargo, los cuatro diputados riojanos han votado lo que les han ordenado aunque esto haya supuesto dejar sin presupuesto la conexión de alta velocidad, no tener recursos para desdoblar la N-232, impedir liberar la AP-68, no poder impulsar la ronda sur de Logroño o finalizar décadas después las presas de Enciso y Terroba.

Durante años nos han estado contando que no vale de nada un voto en Madrid, que o sirve votar a formaciones regionalistas en nuestra comunidad. Siempre han dicho era tirar el voto y que era mejor «votar útil». Una utilidad que hemos vuelto a comprobar ahora. Sí lo ha vuelto a hacer el PNV, ese partido al que el PP y C's consideraban un ogro. Lo ha vuelto a hacer a cambio de inversiones millonarias para centros logísticos, de la rebaja de la factura eléctrica para sus empresas, de finalizar la alta velocidad o de recuperar 1.400 millones del cupo vasco (ese que C's iba a anular). Pero es que los navarros, a través de UPN, han arrancado el compromiso de inversiones millonarias para desviar la alta velocidad por Navarra, dejando La Rioja como una isla. Foro Asturias también ha conseguido otra retahíla de inversiones para el Principado a cambio del voto de su diputado en Madrid. Y el Partido Aragonés ha conseguido, con sus dos senadores, que la N-232 en el tramo entre Aragón y Navarra se vaya a convertir en autovía. ¿Y qué hemos conseguido los riojanos, con cuatro diputados en Madrid? Pues casi lo de siempre, porque antes era nada y ahora es nada de nada. Ninguno de los cuatro diputados riojanos ha pensado que quizá era hora de trabajar por La Rioja y de conseguir alguna de las reivindicaciones históricas de los riojanos que pasan por unas infraestructuras dignas, una autopista que se convierta en autovía, una N-232 que no sea un drama semanal, unos trenes que nos conecten con el mundo a más de 80 kms/h o algo tan básico como que La Rioja sea eje del Valle del Ebro en materia industrial y logística.

Bien es cierto que los cuatro diputados riojanos han votado a favor del cupo, pero para el País Vasco; a favor del tren de alta velocidad, pero por Navarra; de billetes de avión a Canarias a precio de saldo, para los insulares; de rebajar la factura energética, pero a las empresas vascas; y de desdoblar la N-232, pero en Aragón. Han cumplido a rajatabla lo que sus partidos les han ordenado, pero en ningún momento lo que los riojanos les pedimos.

Y mientras, Albert Rivera ha cumplido su palabra y ha dejado a La Rioja sin alta velocidad y sin ninguna partida presupuestaria digna para mejorar las nulas infraestructuras riojanas. Albert Rivera, eso sí, avala el cupo vasco y los 4.000 millones en inversiones para Cataluña. Ya lo aviso el líder catalán de C's: «La Rioja tendrá que elegir si quiere alta velocidad o servicios sociales», porque para C's los riojanos no podemos tener dos cosas a la vez. Esto es lo que denominan «política útil».

También el Gobierno de La Rioja calla ante unos presupuestos que sabe perfectamente que son discriminatorios. Desde el Ejecutivo de Ceniceros prefieren no molestar en Madrid y seguir con la sumisión o una mínima reivindicación a todas luces justa. Y así, lo que tengo absolutamente claro es que hemos perdida otra oportunidad para conseguir unos presupuestos que tengan en cuentan a La Rioja. El voto que algunos llaman 'útil' se ha demostrado 'inútil'. El tren de los presupuestos ha vuelto a pasar de largo por La Rioja y se ha desviado por Navarra, País Vasco, Aragón, Asturias y el transvase económico ha vuelto a beneficiar a Cataluña y a Canarias. Un solo diputado del PR+ en Madrid habría levantado los peajes de la AP-68, pero el peaje de mandar cuatro diputados sumisos y dóciles a Madrid nos sigue constando muy caro. Es lo que tiene ser útil a Madrid o Cataluña y no a La Rioja.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate