La Rioja

Concentración bancaria

El presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán, trató hace días de disipar los recelos provocados por la reducción del número de operadores bancarios con la afirmación de que existe una competencia «salvaje» entre ellos. Salía así al paso de los temores del presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, quien reconocía poco antes que en España se ha producido una fuerte concentración bancaria desde 2008 y que no contempla que el sistema bancario nacional tenga menos de cuatro o cinco grandes bancos «por razones de concentración de riesgo y alternativa de financiación». Según sus datos, en España la cuota de las cinco mayores entidades por volumen de activos es ahora del 72% -frente al 42% de 2008-, «una tasa muy superior» a la de todos los países europeos, excepto Países Bajos. Los temores no parecen infundados: los tipos aplicados a los préstamos hipotecarios se han incrementado un 3% en los cinco primeros meses del año, hasta situarse, de media, en el 1,94%, mientras las hipotecas europeas bajaban un 0,5% en el mismo periodo. Igualmente sucede en los créditos al consumo, en que la prima de riesgo que afecta todavía a la economía española no justifica las diferencias relevantes entre los tipos españoles y de otros países. A lo mejor el Banco de España, que es el regulador (con el BCE), encuentra en este asunto un afán con el que servir a la libre concurrencia y al bien común de los ciudadanos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate