La Rioja

Contra el yihadismo

«Los indicios apuntan a que el yihadista de Madrid se encontraba en vías de planificación de un atentado terrorista en la capital». Esta afirmación aparece recogida en el auto de prisión de Rachid El Omari, dictado ayer por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno. El Omari fue detenido el miércoles junto a otras dos personas. Ayer mismo otro hombre, de 40 años, origen marroquí y nacionalidad danesa, también fue apresado en Melilla. Estas actuaciones policiales ponen de manifiesto el trabajo incesante de las fuerzas de seguridad del Estado, que, a través del Centro de Inteligencia Antiterrorrista, permanece vigilante y atento a cualquier síntoma de vinculación a las redes yihadistas y a sus conexiones a través de Internet. La movilidad de los sospechosos y la evidencia de su activismo obligan a mantener vigilantes a estas fuerzas antiterroristas, conectadas internacionalmente y en cooperación con muchos de los países de origen de los propios yihadistas. La seguridad absoluta no existe, pero es sin duda mayor cuando, como en España, se dispone de un dispositivo incansable y eficaz para detectar y desactivar a los terroristas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate