La Rioja

EL MANIFIESTO

Pep Guardiola, el que fuera gran deportista y pésimo compatriota, ha leído una proclama en la que pide ayuda internacional «contra el Estado autoritario». Gracias a que hay caminos diversos, todos podemos elegir el equivocado y eso no deja de ser una ventaja, aunque sea él un ventajista que aproveche a Puigdemont para elevar el tono de la protesta, que ya está bastante alto. España será lo que desean que sea los que vienen detrás, pero quizá sea excesivo pedir una ayuda internacional «contra el Estado autoritario». Siempre hemos sabido equivocarnos solos, sin que nos auxilie nadie. Consideramos que es un gran entrenador el que puede contar con Messi o con Cristiano Ronaldo, no al que ha heredado una plantilla mediocre, tirando a pésima. Por eso, el mejor entrenador de España me parece a mí que es Michel, que ha sabido sacar lo mejor de donde había muy poco. Las entidades soberanistas, es decir independentistas, han elevado el tono, por si no estuvieran gritando lo suficientemente alto. Los convocantes aseguraron que la consulta se celebrará «aunque el Estado no lo quiera», ya que ellos lo quieren.

Se calienta España y la gente que puede se mete en el mar para refrescarse. «La única respuesta posible es votar», ha dicho el entrenador del Manchester City, después de entrenar a otros equipos, nacionales o con querencia extranjera, ya que el dinero es siempre una nacionalidad. Mal momento para que suba la temperatura política, ahora que está subiendo la otra y el Día Mundial sin Tabaco se esfuerza por prohibir su venta, con lo fácil que sería cerrar los estancos, aunque los fumadores se manifestaran con los separatistas, cada cual con su pancarta, ya que hay tela para todos. Y la que queda por cortar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate