La Rioja

Un día para renovar el pacto por la autonomía

El 9 de junio, 35 años después de la aprobación del Estatuto de Autonomía de La Rioja en las Cortes Generales, sale a relucir una vez más el orgullo de ser y sentirse riojano para dar un nuevo impulso a nuestro gran proyecto común.

Celebrar el Día de La Rioja es reafirmar que somos parte de España. Es saber que somos más fuertes cuanto más lo es nuestro país. Es renovar nuestro compromiso con los valores de la democracia, de los Derechos Humanos y el Estado de Derecho. Y la Constitución Española es la norma suprema del ordenamiento jurídico español. Afortunadamente, y ante derivas soberanistas, vivimos en un país que dispone de los mecanismos para defender estos valores fundamentales.

La realidad presente de un pueblo es la consecuencia de su pasado. Y hoy es un buen momento para recordar que nuestro origen autonómico descansa en el anhelo, la voluntad y el valor del pueblo riojano por ser y vivir en comunidad. Fue ésta la fuerza poderosa para la consecución de la autonomía riojana. La voluntad de los ciudadanos y de los políticos riojanos de la época. La voluntad de todos.

Desde entonces, la voluntad de hacer cada día una Comunidad mejor, desde el autogobierno, no ha dejado de fortalecerse. Porque esa férrea voluntad y la capacidad de la que supimos dotarnos han sido determinantes en el desarrollo económico, social, cultural y medioambiental de La Rioja.

Esa voluntad ha venido contribuyendo a hacer de la nuestra una sociedad más justa, cohesionada y mejor. Nadie hubiera adivinado hace unas décadas los avances logrados en el reconocimiento de nuevos derechos subjetivos. Y es que esa voluntad está presente en nuestra cohesión social. En nuestra reactivación económica. En la creación de empleo. En el fortalecimiento empresarial. Porque detrás de cada puesto de trabajo está la capacidad de nuestros trabajadores y autónomos, y las ilusiones y aspiraciones de muchos emprendedores y pymes.

La voluntad de todos expresada en las urnas también ha favorecido el dinamismo democrático, la transparencia y la regeneración de nuestra vida pública. La voluntad de diálogo político, social, institucional y civil ha contribuido a forjar un nuevo clima de entendimiento y unión, que nos está permitiendo alcanzar grandes acuerdos en beneficio de los riojanos.

Hoy volvemos a comprometernos con el futuro de cada ciudadano de la Comunidad de La Rioja. Y confío en que todos juntos trabajaremos sin descanso por conseguir que 316.000 objetivos se conviertan en uno solo, compartido por todos.

Celebramos el Día de La Rioja, que es el día de cada una de las personas de esta tierra, con sus realidades y esperanzas. El de las 889 personas que en el mes de mayo encontraron un empleo y el de aquellos que siguen esperando, y que saben que hoy tienen mayor posibilidad de conseguirlo.

Juntos hemos logrado poner a La Rioja al frente del crecimiento económico y la creación de empleo de nuestro país. Que nuestras exportaciones sigan rompiendo techos históricos. Juntos hemos logrado ser clara referencia en la calidad de los servicios públicos. Juntos hemos logrado reducir de forma notable el porcentaje de riesgo de pobreza y la tasa de abandono escolar temprano. Juntos hemos hecho posible reconocer por Ley una Renta de Ciudadanía.

Todo esto es parte de lo que hemos conseguido, gracias a la estabilidad institucional, la paz social y el esfuerzo de todos. Y se ha hecho con menos impuestos, con el déficit más bajo desde 2005 y con una cifra de deuda que nos consolida como una comunidad fiable, más competitiva y de futuro. Que tiende puentes a cientos de jóvenes que tuvieron que emigrar en la crisis. Que hoy se muestra atractiva para el emprendimiento y las nuevas inversiones productivas.

Vivimos un tiempo nuevo en el que desde el Gobierno de La Rioja nos esforzamos en hacer las cosas como se deben hacer. Desde el diálogo, el entendimiento y el respeto político.

Desde este simbólico lugar, el monasterio de Yuso, deseo apelar a las ansias de entendimiento y unidad que inspiraron a los autores de nuestro Estatuto, para renovar el pacto social y político por la autonomía. Porque hoy, igual que ayer, se dan las condiciones para superar enfrentamientos y divisiones, y trabajar unidos para hacer frente con éxito a los retos de comunidad que tenemos planteados.

Sabemos que ganar el futuro depende de que conservemos lo mejor de nuestro pasado: nuestro patrimonio histórico-cultural, nuestras tradiciones, nuestra identidad.

Por eso, entregar la Medalla de La Rioja al Grupo de Danzas de Logroño es reconocer su magnífica labor de protección y conservación de nuestras costumbres y tradiciones, iniciada hace 75 años por la recordada Nieves Sainz de Aja.

Entregar el título de Riojano Ilustre al ciclista Carlos Coloma es estimar su firme compromiso con los valores de nuestro pueblo, como el esfuerzo, la fuerza de voluntad y el afán de superación, hasta lograr la primera medalla olímpica riojana a título individual.

Entregar el Galardón de las Artes al cantante, compositor y productor musical Chema Purón es valorar que su meritoria trayectoria ha contribuido al enriquecimiento de nuestro patrimonio musical y a la promoción de La Rioja en el exterior.

Como dice el estribillo de una de las canciones de Chema Purón: 'Juntos podemos llegar, donde jamás hemos ido'. ¡Viva La Rioja!

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate