La Rioja

Más protección

Alrededor de cuarenta niños pierden cada año a su madre como consecuencia de la violencia machista, lo que supone desde 2004 más de 500 huérfanos (166 en el período que va de enero de 2013 a febrero de 2017), según un informe de la Fundación Mujeres. Desde 2015, los huérfanos por violencia machista son considerados huérfanos absolutos y cobran el 52% de la base reguladora de la madre, pero sólo si esta ha cubierto unos mínimos de cotización a la Seguridad Social: estar dada de alta, haber cotizado 500 días en los últimos 5 años o tener al menos 15 años cotizados. La proposición que ahora presentan los socialistas busca eliminar estos requisitos, en gran medida porque «muchas de las víctimas de esta violencia son expulsadas del mercado laboral precisamente por sus circunstancias personales». En definitiva, el PSOE propone que los hijos cuyas madres no han cotizado a la Seguridad Social tengan una pensión garantizada. Es de justicia que la reforma prospere cuanto antes, y por unanimidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate