La Rioja

Reglas para Uber

El abogado general de la UE ha entrado por primera vez en el litigio que mantienen los taxis convencionales con los sistemas de transporte de la economía colaborativa, y lo ha hecho a demanda de un tribunal español. Según aquella instancia jurisdiccional, que todavía no es vinculante pero que suele coincidir en la mayoría de los casos con el Tribunal, Uber es una compañía de transportes. Y como tal y «a pesar de ser un concepto innovador, puede obligarse a disponer de las licencias y autorizaciones requeridas por el Derecho nacional». Por consiguiente, «Uber no puede ser considerado un mero intermediario entre conductores y pasajeros», como pretende la compañía para beneficiarse de una completa desregulación. El debate no ha hecho más que empezar, en España y en casi todas partes, y el reto consiste en encontrar fórmulas de compatibilidad que garanticen a la vez la igualdad de oportunidades y la competencia entre fórmulas distintas de prestación de servicio. Es lógico que unas actividades económicas que están sometidas a escrutinio fiscal -que pagan impuestos- y que prestan un servicio público, estén sujetas a reglas. Pero también lo es que el ordenamiento evolucione y se flexibilice para dar cabida a nuevas ideas, a iniciativas creativas y a aventuras empresariales que benefician al consumidor.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate