La Rioja

Apología del terrorismo

La libertad de expresión tiene un reconocimiento sustancial en la Constitución española y el Tribunal Constitucional ha creado una ya consistente jurisprudencia que respalda la preferencia de tal derecho sobre el resto. Pero también tiene límites, evidentemente, que deben ser preservados. La apología, el enaltecimiento o la justificación del terrorismo o de quienes hayan participado en su ejecución, o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares, es un delito contemplado por el artículo 578.1 del Código Penal, y ahí debe seguir, pese a la proposición presentada en el Congreso por la diputada riojana de Podemos, Sara Carreño, porque describe unas conductas que merecen un severo reproche social y que están claramente vinculadas con la inducción al delito terrorista. Lo que sí es preciso definir con más propiedad es qué se entiende por enaltecimiento del terrorismo. Porque parece excesivo y desatinado que se aplique este concepto solemne a una expresión desafortunada en Twitter o a una expansión frívola en un teatro de guiñol. También en este caso la Fiscalía y la jurisprudencia deben elevar el listón para que la sanción recaiga sobre infracciones graves y conscientes, y no sobre ligerezas a las que no se debería otorgar trascendencia penal.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate