La Rioja

Segundo referéndum

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, anunció ayer que someterá una segunda ley de referéndum a la consideración del Parlamento autónomo, con la intención de convocar el plebiscito entre otoño de 2018 y la primavera de 2019. La líder nacionalista se da así un tiempo para que los escoceses evalúen las consecuencias del 'brexit' para su país, con el propósito de impedir que las negociaciones entre Londres y Bruselas desemboquen en una situación sin retorno para sus intereses. Así, el referéndum se convertiría en un factor de presión adicional para el gobierno de Theresa May, que no dudó en mostrar su enfado más displicente al conocer la noticia. Es más que dudoso que May acceda a dar carta de naturaleza a la consulta escocesa, como lo hiciera Cameron. Que opte por simultanear una negociación exterior -con los Veintisiete- con otra interior -con Escocia-. Pero la salida del Reino Unido de la UE resta autoridad a Londres para emplazar a los escoceses a la unidad si lo que desean estos es continuar dentro de los acuerdos comunitarios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate