La Rioja

Bloqueo a Trump

La orden presidencial que prohibía la entrada en Estados Unidos de los naturales de siete países musulmanes sigue en suspenso porque el Tribunal de Apelaciones ha rechazado el recurso del presidente contra la suspensión dictada por un juez de Seattle. El asunto acabará con seguridad en el Supremo, pero mientras tanto Trump habrá tenido que plegarse a los procedimientos democráticos de su propio país. Las grandes democracias poseen sistemas internos de frenos y contrapesos que garantizan la vigencia del estado de derecho frente a quienes quieran salirse de la norma. En los Estados Unidos, el poder presidencial está también limitado, como es lógico, por el imperio de la ley, y en prueba de ello, catorce presidentes norteamericanos han sido sometidos a procesos de 'impeachment', en virtud del artículo primero de la Constitución. En los últimos tiempos, Nixon dimitió en 1974 antes de ser destituido por el Watergate, y en 1998, Clinton fue absuelto de perjurio y obstrucción a la justicia tras el 'caso Lewinsky'. Este garantismo jurídico resulta tranquilizador porque nos protege a todos los ciudadanos del mundo -no sólo a los norteamericanos- de la arbitrariedad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate