La Rioja

Colorín colorado

Llamado a ser la Casa del Cuento, el chalé que en 1914 levantó en el hoy Parque Gallarza de Logroño la familia Herreros de Tejada, sobre un proyecto del arquitecto Quintín Bello, se vino ayer tarde abajo de manera tan súbita como inopinada. La repentina aparición de una grieta en un muro alertó, por lo visto, a los operarios que desde hace cuatro meses trabajaban en la transformación del centenario edificio en uno de los proyectos estrella de la legislatura y permitió que los daños personales se resumieran en algún rasguño de menor consideración. No así sucede con las afecciones materiales. Del edificio, que acogió hasta 2013 aulas de Infantil del colegio Madrid-Manila, solo se mantenían en pie tras el derrumbe restos de algunos muros. Son ahora los técnicos municipales y los de las empresas adjudicatarias de la obra quienes deben ofrecer explicaciones sobre las causas del siniestro. Y el Ayuntamiento el que debe garantizar que demandará las responsabilidades que se deriven del mismo, además de evitar que lo ocurrido sea el colorín colorado de la Casa del Cuento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate