La Rioja

Difícil 'brexit'

La sorpresiva dimisión del embajador del Reino Unido ante la Unión Europea, Ivan Rogers, pone de manifiesto la gran dificultad que entraña la ruptura de un vínculo que se presuponía permanente y que, aunque previsto en los Tratados comunitarios, no cuenta con un manual de instrucciones. Rogers, que fue asesor de Tony Blair y secretario privado del conservador ministro de Economía Kenneth Clarke, ocupaba su cargo actual desde finales del 2013 y había aleccionado a Cameron sobre las ventajas sociales que Londres había exigido de Bruselas a cambio de la permanencia del Reino Unido en la UE. Recientemente originó un gran revuelo al afirmar que la negociación del acuerdo comercial que plasmase el 'brexit' podría durar una década e incluso resultar fallida porque necesitaría la ratificación de los 27. Su marcha súbita después de que se deteriorasen sus relaciones con el equipo de la primera ministra May pone a Londres en evidencia y confirma la imposibilidad de mantener el libre comercio como quieren los británicos a cambio de nada y sin admitir la libre circulación de personas. La ruptura traumática parece inevitable, y es evidente que la quiebra tendrá un elevado precio para las dos partes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate