La Rioja

CARTA A LOS REYES

El 'Cuadro resumen de las prioridades en materia de infraestructuras del Estado en La Rioja', una compilación de las demandas que el presidente de La Rioja trasladó la semana pasada al ministro de Fomento en Madrid, es una espléndida carta a los Reyes Magos. Ningún juguete se ha quedado fuera. Hay cochecitos, trenes y aviones.

Ceniceros ya se vino la semana pasada con dos regalos anticipados al 6 de enero: la palabra de que el proyecto de la Ronda Sur de Logroño se publicará este mes y una rueda de prensa en el Palacete en la que reivindicarse exigente, que es uno de los roles que menos se le ha visto desempeñar públicamente en lo que lleva de mandato. «Voy a trabajar con toda intensidad y el nivel de exigencia que sea necesario para defender la seguridad de las personas y el progreso de nuestra región», dijo.

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo regional no quiso dar pistas en su comparecencia sobre lo generoso que intuye que será De la Serna. En el escenario más ideal, quizás quiera reservarle los 'noticiones' al ministro en la visita a La Rioja que éste ha comprometido para la segunda quincena de mes. Que se luzca y se guste. En el escenario más verídico, probablemente es consciente de que hay más niños en España que también quieren cochecitos, trenes y aviones, y los Magos de Oriente tienen como premisa desde hace más de dos mil años que los peques no deben ser egoístas. Sobre todo cuando las arcas reales siguen tiesas.

Ceniceros ha pedido el impulso de nueve infraestructuras, lo que en la práctica, si se va en serio, debería concretarse en planes, presupuestos y calendarios. Todo lo demás se quedará en intenciones: 'vale por una autovía hasta Burgos', 'vale por una línea de alta velocidad ferroviaria', 'vale por el impulso del aeropuerto'... Y un 'vale por' es lo más frustrante para un niño en la mañana de Reyes.