La Rioja

La universidad es cara

Las protestas por los incrementos de las tasas universitarias que el 'decreto Wert' provocó ya avanzada la crisis económica (abril de 2012) tenían su fundamento en toda España y una justificación singular en La Rioja. Lo reflejan los datos estadísticos del Ministerio de Educación, que sitúan a la de La Rioja entre las más caras de las universidades públicas españolas. Los 60 créditos de un curso le costarán a un alumno de la UR una media de 1.100 euros siempre y cuando se trate de la primera matrícula. El problema se multiplica exponencialmente en caso de que el alumno necesite de una segunda, tercera o cuarta matrícula ya que las tasas que señala el Gobierno regional han crecido muy por encima de las del resto. El fracaso coyuntural sale tan caro se hace insoportable para más de una economía y expulsa del sistema a parte del alumnado en segundo o tercer curso, un fenómeno inédito hasta ahora, como denuncia el rector de la institución de educación superior riojana, Julio Rubio. Si a ello le añadimos el recorte en las becas, la penalización para las clases menos pudientes que refiere el rector resulta tan evidente como reprochable. No debe volver a ser el económico, como lo fue en España hace algunas décadas, el factor que determine la presencia de un joven en la universidad. Sencillamente, sería injusto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate