La Rioja

LO QUE ESPERAN

Lo que esperan ellos es que expulsemos a los refugiados. Eso quieren que hagamos: que cojamos a toda esa gente que ha llegado a Europa huyendo y que los echemos al mar. O a esa dictadura a la rusa en la que se ha convertido Turquía, que para el caso.

Eso quieren ellos, los hijosdeputa que andan matando gente inocente con un camión, una bomba o lo que pillan: que echemos la culpa a la gente a la que han echado de su propio país. Terrible paradoja, porque esos refugiados son las primeras víctimas del Estado Islámico, y son a quienes nosotros echamos la culpa de ser del Estado Islámico.

Pero eso, claro, es lo que esperan ellos. Hay más cosas que les vienen bien. Por ejemplo, les encantaría que mandara Le Pen en Francia. O el partido seminazi de Alemania. O cualquiera de los fascistas que van saliendo por el mundo, a la luz del odio y la ignorancia. Para ellos sería perfecto, porque así podrían seguir alimentando con más razón esa lógica pirada de los occidentales malos y los iluminados asesinos buenos. Porque con las recetas simples de los populismos de tronista los principales perjudicados serán la democracia, la humanidad y la razón. Ya lo ven, los tres principales enemigos de esa gente.

Lo que esperan es que dejemos de pensar. Que criminalicemos al musulmán por serlo, que creamos las chorradas que comparte la vecina del quinto en Facebook. Que no pensemos en que por cada cristiano que el Isis mata, hay mil musulmanes inocentes que han perecido antes: no hay semana sin coche bomba con docenas de víctimas en Oriente Próximo. Pero nosotros no les prestamos atención.

Pero eso, claro, es lo que ellos buscan. Que perdamos nuestra humanidad, los valores que nos han traído hasta donde estamos. Que odiemos al inocente, que criminalicemos a otro que es tan víctima como nosotros, o en realidad mucho más. Que, en fin, dejemos de ser nosotros y nos convirtamos en algo parecido a ellos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate