larioja.com
Sábado, 26 julio 2014
claros
Hoy 18 / 29 || Mañana 17 / 32 |
más información sobre el tiempo

HOTEL Y VINO

Segunda entrega de una ruta por los mejores establecimientos que te alojan entre viñedos
15.09.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cuando las cepas se cuelan por la ventana
Paz entre muros centenarios. El antiguo monasterio es hoy un lujoso hotel, que ofrece tratamientos de vinoterapia. :: Fotos cedidas por Hospedería de Casalarreina.
«Las viñas están preciosas, realmente maravillosas». Así se expresaba un bodeguero y también viticultor sudafricano no hace ni un mes. Estaba encandilado con los paisajes que había tenido la oportunidad de contemplar desde Haro hasta Alfaro. «Sinceramente me voy con una impresión superior a la que me esperaba. Ha sido un experiencia muy enriquecedora». Detrás dejó dos semanas de conocimiento riojano que le llevaron a visitar rincones que ni los locales, en muchas ocasiones, conocemos.
Él tuvo la oportunidad de viajar por esta pequeña región con el único objetivo de probar vinos, hacer negocios y fotografiar todo aquello que pudiera ser trasladado a la región vitivinícola sudafricana. Entre sus principales recuerdos: hoteles con encanto perfectamente integrados en el paisaje y en la cultura del vino de esta región.
Un ejemplo perfecto es la Hospedería Señorío de Casalarreina. Este antiguo Monasterio Dominico de Nuestra Señora de la Piedad, fundado en 1509 por el obispo de Calahorra, Don Juan de Velasco, fue sometido a una cuidada restauración llevada a cabo por Pedro Ortega que ha permitido abrir un espacio con quince grandes habitaciones totalmente equipadas. Un detalle que no se puede pasar por alto: todos los fines de semana realizan tratamientos de vinoterapia con productos derivados de la vid para sus clientes. Además, durante este proceso se les ofrece una copa de vino.
Pero en esta segunda entrega, te queremos poner en bandeja de plata una ruta que nuestro amigo sudafricano no tuvo tiempo de descubrir tanto como le hubiera gustado -se centró más en la archiconocida Rioja Alta- pero que sin duda le servirá a usted, querido lector, tanto como a mí, para conocer lugares de La Rioja Media y Baja hasta ahora desconocidos para el gran público. No deje que se lo cuente un sudafricano y sienta que las viñas, en septiembre, están preciosas.
Hemos encontrado sitios donde La Rioja es grande y única porque sus olores se hacen corpóreos al conquistar los cinco sentidos del visitante. El enoturista se siente como en casa cuando en pleno verano se reencuentra con la primavera en calados centenarios que le refrescan por fuera. Mientras, por dentro, un caldo de la tierra recorre su garganta para inundarlo todo. Entonces deseas descubrir rincones donde al despertar ves cómo por la ventana se cuelan el sol casi otoñal y las cepas de esa viña situada justo debajo de la que ya consideras tu habitación.
Aquí al lado
Puede sorprender que a tan sólo quince kilómetros de Logroño, en Albelda, el visitante pueda tener una doble experiencia histórica: primero la que se produjo en esta ciudad; y, segundo, la que te cuentan los vinos que puedes saborear. La Casa del Cofrade es un hotel-bodega que nació dentro de las Bodegas Vinícola Real.
En el siglo X existía el Monasterio de San Martín de Albelda que como cuentan los cronistas de la época ‘protegían’ 200 monjes. En este Monasterio se elaboró el famoso Códice Albeldense o Vigilano, cuyas imágenes dan nombre a cada una de las 18 habitaciones de este hotel: ‘La Rosa de los Vientos’, ‘La Cruz de los Ángeles’, ‘La Tentación’... cuyo precio oscila de los 53,90 a los 66 euros, con visita a la bodega y cata de dos de sus vinos. Además, también se pueden realizar cursos de catas, y durante el mes de octubre vivir la experiencia de la vendimia riojana.
¿Has estado?
Pero La Rioja no son sólo las grandes bodegas de producciones millonarias. La Rioja es también el vino de los pequeños productores, que sólo buscan autoabastecerse y saciar ese mono de creación propia que afortunadamente aún se mantiene viva en este sector tan profesionalizado. Es el caso de La Antigua Bodega en Alcanadre. ¿Has estado en esta localidad riojabajeña? Pues conviene dejarse sorprender por un caserón de 1940, recuperado hace cuatro años, y que se ha convertido en un complejo turístico de primer nivel: casa rural, decoración cuidada, restaurante muy apreciado en la zona, y un calado con una veintena de barricas con vino propio con el que se obsequia al visitante. Porque así somo en La Rioja.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.