larioja.com
Martes, 29 julio 2014
claros
Hoy 15 / 26 || Mañana 12 / 22 |
más información sobre el tiempo

DE RUTA

En el valle del Jubera se encuentra la población más alta de La Rioja, Santa Marina. Un sencillo recorrido nos lleva hasta el despoblado de Reinares
31.08.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Santa Marina
Unos pueblos destacan por su monumental arquitectura, otros, por su gastronomía o por sus fiestas singulares; en el caso de Santa Marina el motivo de su peculiaridad es la altitud.
Esta pequeña aldea, enmarcada en la subcomarca del valle del río Jubera, tiene la particularidad de ser la población más alta de la región, encontrándose a nada más y nada menos que 1.243 metros de altura.
Para acceder a la localidad, desde Logroño, tomaremos la carretera que se dirige a Murillo de Río Leza y seguiremos por la comarcal LR-261 en dirección a Robres del Castillo, una vez pasado este pueblo, a mano derecha, un cartel nos indicará la vía de acceso a Santa Marina, a 11 kilómetros.
Tras completar una larga y sinuosa carretera llegaremos a nuestro destino. Lo que más llama la atención del visitante es, además de las espectaculares vistas que ofrece el lugar, la propia arquitectura del pueblo. El conjunto de casas es pequeño (escasamente llega a la docena), pero todas se caracterizan por ser de baja altura, de piedra y sobre sus tejados sostienen unas grandes placas de losas de piedra o pizarra.
Aprovechemos un día despejado para disfrutar de la amplia panorámica que podemos ver desde el mismo pueblo, cumbres tan lejanas y a la vez tan cercanas como el pico del Moncayo, Peña Isasa, Nido Cuervo, La Atalaya o Sierra la Hez y, en días muy claros, hasta se puede divisar la cordillera de los Pirineos. Todo un regalo para la vista y el espíritu.
La zona del valle del Jubera, también conocida como la Alpujarra riojana, es una de las más despobladas de toda La Rioja, nunca ha tenido grandes núcleos de población, pero sobre todo a mediados del siglo XX (años 50 y 60), las duras condiciones de vida de la sierra, las penurias surgidas por la posguerra, junto con el crecimiento económico en las ciudades, motivaron un importante flujo migratorio, quedando despobladas multitud de aldeas. Afortunadamente, Santa Marina resiste al abandono y en ella aún hay vida (al menos tres casas habitadas durante todo el año), pero otras poblaciones de los alrededores no han corrido la misma suerte y sus únicos habitantes son ahora las zarzas y el ganado.
Para poder sentir en nuestra propia piel el contraste entre un pueblo con vida y otro del que no queda más que pasado, les recomendamos un sencillo paseo que parte desde Santa Marina y va a la antigua aldea de Reinares. A la entrada de Santa Marina, cruzaremos en ascenso una dehesa alambrada hasta descender de nuevo a un pequeño barranco que baja por la derecha. No tenemos más que seguir el barranco que nos conduce a la sombra de frescos robles, y a unos dos kilómetros aproximadamente, nos toparemos con el despoblado, donde podemos ver los restos de su iglesia, el puente, los bancales, testigos pétreos de lo que un día fue.
La vuelta la realizaremos por el mismo camino que hemos venido.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.