larioja.com
Jueves, 28 agosto 2014
claros
Hoy 18 / 31 || Mañana 17 / 30 |
más información sobre el tiempo

planes

Súbete a la moto y disfruta de los múltiples encantos de La Rioja con rutas adaptadas a tu tiempo libre
25.08.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
De visita en dos ruedas
La moto es el medio idóneo para conocer nuestra Comunidad. / L.R.
Una de las consignas que encabeza el ‘libro de los mandamientos’ del mototurista subraya que «nunca se debe ir y volver por las mismas carreteras». A esta máxima la completa otra que asevera que «a los sitios más interesantes se llega por vías secundarias y terciarias», las conocidas como ‘carreteras amarillas’ por el color con que aparecen dibujadas en los mapas.
Y es que cada uno de estos trazados constituye una oportunidad para toparse con mesones con encanto, coquetos poblados, monumentos que exigen una visita, cálidas puestas de sol y simpáticos aldeanos, que siempre están dispuestos a entablar conversación.
El Club Ibérico de Mototurismo - Iberclub de Lardero te recomienda una serie de rutas por La Rioja, con las que podrás disfrutar sobre ruedas de los múltiples atractivos de nuestra región.
Una excursión ideal para los días cortos de invierno parte de Logroño y finaliza en el monasterio de Valvanera, con dos recorridos alternativos. El itinerario te permitirá pasar una jornada al aire libre y regresar a casa a media tarde.
La primera opción toma la N-111 en la capital riojana y no la abandona hasta alcanzar Villanueva de Cameros. En este municipio gira hacia la LR-232 en dirección a Ortigosa. Sortea las curvas del puerto de Peña Hincada para acceder a Brieva de Cameros. Al finalizar la vía, empalmarás con la LR-113. Si avanzas en sentido Nájera, hallarás la conexión que te acercará al monasterio de Valvanera, una parada obligada. En opinión del presidente del Iberclub, Ricardo Fernández Orío, este recorrido de cerca de 110 kilómetros te adentrará en el «paraíso del motero», un recodo de impresionante belleza natural en el que el asfalto es «inmejorable» para tratarse de una zona de montaña.
Si quieres más, en lugar de detenerte en Villanueva, acelera hasta Villoslada de Cameros. Cruzando los altos de las Viniegras arribarás a la LR-113 en el entorno de la Venta de Goyo. Antes de continuar, siéntate a su mesa para degustar sus famosos caparrones. Con energías renovadas, aproxímate desde este punto al pantano de Mansilla, enfila la LR-113 hasta el monasterio de Valvanera o písale hasta llegar a los monasterios de Yuso y Suso en San Millán de la Cogolla.
Además de con sus monumentos emblemáticos, en este segundo sendero de alrededor de 160 kilómetros gozarás tomando divertidas curvas no muy transitadas. No obstante, ten en cuenta que si realizas cualquiera de ambos trazados en invierno debes informarte previamente de si hay presencia de nieve en el puerto de Peña Hincada y en los altos de las Viniegras.
Por otro lado, aunque las obras de mejora de la LR-113 entre la Venta de Goyo (Viniegra de Abajo) y la Venta de Macario (Ventrosa) están a punto de finalizar, circula con precaución por este tramo.
Camino Soria
En primavera o verano, disfruta de las largas horas de sol saliendo de ruta a lo largo de 180 kilómetros hacia Soria. De Logroño conduce por la LR-250 hacia Villamediana y empalma allí con la LR-259 en dirección a Galilea. Sal a la N-232 para pasar por Ausejo y toma la LR-123 para arribar a Arnedo. Si te internas por la LR-115 te adentrarás en la ruta de las icnitas, que demanda una escala en el Centro de Interpretación de Enciso. Esta instalación acoge un restaurante en el que podrás reconfortarte con la gastronomía de la zona.
Las intrincadas curvas que rodean el límite geográfico entre La Rioja y Soria te guiarán hasta las Tierras Altas de la provincia castellana. Su paisaje árido de montaña esconde pequeños tesoros, como los testimonios de huellas de dinosaurio en Bretún.
La LR-115 se convertirá en la SO-615, que deja a un lado el bonito pueblo de Oncala. Este pequeño municipio que se asienta bajo el puerto del mismo nombre seduce al visitante por sus calles empedradas, su ambiente mesteño y sus casas blasonadas. No debes dejar pasar la oportunidad de recorrer el Museo Pastoril y el Museo de los Tapices, que acoge una interesante colección de diez tapices del siglo XVII basada en cartones de Rubens.
Tras pasar el empalme de Estepa de San Juan, toma el desvío a Almarza que desemboca en la N-111, que te conducirá de vuelta a La Rioja a través del túnel de Piqueras. Este paso, una antigua aspiración de los moteros, te privará del placer de contemplar las dos vertientes desde la cima del puerto; aunque te librará de las ventiscas y de la incertidumbre de si podrás atravesarlo en invierno por la nieve.
Nada más cruzar la frontera, la Venta de Piqueras te recibirá con un suculento de plato de caza y la historia de los Cameros resumida en su Centro de la Trashumancia. La mejor guinda para una completa jornada antes de regresar a Logroño.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.