larioja.com
Domingo, 20 abril 2014
llovizna
Hoy 8 / 14 || Mañana 3 / 16 |
más información sobre el tiempo

CASA RURAL

Una casa rural que impresiona por su robusta presencia en un paraje de extraordinaria belleza natural propicio para el descanso
15.10.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
'El Olmo', en El Rasillo
Relax. Vista general de la casa y del pórtico, con el pueblo al fondo de la imagen. :: J.T.
Silencio soleado. Paisaje abierto de verdes bosques y cumbres suaves. Tranquilidad. Una ligera brisa acompaña la calma en la terraza. Una casita-nido cuelga solitaria y vacía sobre el jardín. La silueta de un olmo corona la barandilla de forja en el porche. Un olmo de montaña, un ejemplar singular a la puerta de la iglesia parroquial que simboliza al pueblo de El Rasillo. Como el olmo de Machado, herido y mimado para que renazca la vida en su interior, antes de que el soplo de las sierras verdes lo tronchen.
De nuevo en este pueblo de la Sierra de Cameros, en un paraje de extraordinaria belleza natural, donde se perciben las sensaciones de bienestar que se ofrecen a los turistas rurales que llegarán el fin de semana. Ahora en otoño y durante todo el año. La casa rural El Olmo impresiona. Un conjunto robusto de piedra extraída del pantano, acompañada de la madera de pino y paños de ladrillo rústico. Un hermoso porche cubierto sobre la terraza en el frontal, delante del ventanal del salón.
Todo está dispuesto para mirar, para observar ese paisaje de verdes y preguntar el nombre de las cumbres que lo separan del cielo azul. Para dejar pasar el tiempo en la contemplación curiosa y sosegada. Y si miras a un lado del porche ves el pueblo, las casas y la iglesia dispuestas en una suave pendiente recibiendo el sol de la mañana de octubre rodeadas de más verdes; arriba verde homogéneo de pinares y abajo verde más revuelto y salvaje. Un pueblo enmarcado por la naturaleza.
Rústico y cálido
En el jardín verde todavía esperan las hamacas blancas y las sombrillas verdes. A un lado de la casa hay un merendero cubierto. Por el otro sube la rampa hasta el final. Delante, sólo la carretera de Nieva y el conjunto de árboles de ribera y praderas que conducen a las aguas del embalse, ahora mermadas después de un seco verano. Dentro, un viejo portón con aldaba de hierro que llegó desde un anticuario de Haro, un leve zaguán empedrado, un arco de ladrillo rústico enmarca la entrada a un amplio y luminoso salón donde destaca un enorme armario transformado en vitrina. En esta planta hay dos dormitorios: Cerrauco (la cueva) y La Majada de Los Acebos; arriba, en el primer piso, cuatro dormitorios más: Achóndite (la bruja), Argenzana, Campolandai y La Dehesa.
Son nombres de montes y parajes conocidos en El Rasillo. Domina el color blanco, la sencillez y calidez en la decoración, mobiliario rústico y de anticuario y algunas piezas recuperadas: una mesa tocinera en la cocina, otra mesa de cajones y con brasero y un ventanuco olvidado en la escombrera y encajado en el muro del salón.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.