larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 25 || Mañana 12 / 23 |
más información sobre el tiempo

CASA RURAL LA POSADA DEL ARRIERO

Una casa de cuatro plantas en Sorzano que completa las estancias con un variado programa de actividades y buena gastronomía
05.04.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Herencia de una ilusión
La casa tiene cuatro plantas y destaca la fachada de color rojizo, con ventanas y balcones de forja. Tras la puerta borriquera se distribuyen los espacios comunes, el comedor y la cocina a la izquierda y el salón a la derecha.
Ésta es la historia de una familia. Lourdes, la madre, es de Sorzano. Conoció a Juan, extremeño, en San Sebastián; allí nacieron dos de sus hijas, María José y Mónica. De regreso ya en Sorzano nació la tercera, Isabella. A finales de los años setenta abrieron un bar y el restaurante. La madre decidió llamarle ‘El Arriero’, porque tenía el recuerdo entrañable de aquellos hombres que transitaban con sus caballerías y mercancías por el Camino de los Arrieros, que viene desde Castañares de las Cuevas, después de atravesar el Iregua por el puente medieval de Viguera, o desde Logroño, por la cañada pastoril que pasa por Lardero y sube a Moncalvillo desde Sorzano.
Juan y su familia tuvieron una fábrica de muebles artesanos de estilo rústico en el pueblo y tienda en Logroño. De allí salieron muebles para equipar algunas casas rurales en otros pueblos riojanos. De aquella experiencia salió también el proyecto de Juan para tener una casa rural en Sorzano. Una ilusión que su mujer y sus hijas convirtieron después en realidad, a partir del verano del 2006. Se trata de una casa que se asoma en esquina a la plaza, entre la calle Mayor y la Travesía de Portales, enfrente de la torre de la iglesia de San Martín. Una casa de construcción tradicional del siglo XIX, con la piedra vista en la planta baja, vigas de madera y los arcos de la solana en el alto, donde se conserva un horno de pan.
La casa del médico
La casa tiene cuatro plantas y destaca la fachada de color rojizo, con ventanas y balcones de forja. Tras la puerta borriquera se distribuyen los espacios comunes, el comedor y la cocina a la izquierda y el salón a la derecha. La escalera original mantiene las baldosas de barro rústico y las sombras de los muros. En la primera planta se presenta un agradable juego de huecos y luces sobre el color verde de las paredes para acceder a los dormitorios. En la segunda se encuentra la suite, la estrella de la casa, donde el médico pasaba consulta, que tiene salón, baño y dormitorio con balcón a la plaza.
Se trata de un trabajo en equipo para atender el bar, el restaurante, con nuevo comedor de diseño, y la casa rural. La madre y Mónica se encargan de la repostería y la cocina, de donde salen pinchos premiados y presentaciones en concursos nacionales; Isabella y María José atienden la casa, la imagen y las relaciones públicas, con el empeño por los detalles en el servicio y mantener la esencia de lo tradicional adaptada a las nuevas tendencias. Los viernes organizan talleres de cocina para los clientes de la casa, que luego cenan lo que han cocinado. También se diseña un plan previo de actividades para la estancia, con reservas de visitas en monasterios y bodegas o para comer en restaurantes y relajarse en un spa. Un servicio completo a la carta para los turistas que vienen, sobre todo, de la zona del Levante, de Cataluña, Valencia y Baleares.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.