larioja.com
Martes, 2 septiembre 2014
sol
Hoy 11 / 31 || Mañana 13 / 32 |
más información sobre el tiempo

EL RASILLO

Una construcción singular, en la localidad de El Rasillo, levantada con piedras de la desaparecida aldea de Pajares.
09.04.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Casa rural Los Pinos
Desde Villanueva de Cameroshacia El Rasillo la carretera pasa junto a la presa del embalse que suelta agua por sus tres lenguas blancas en una mañana de finales de marzo. Hace sol pero llueve fino y aparece al fondo el arco iris que enmarca como en una postal el pueblo y los pinares del entorno. La carretera se vuelve recta a partir de la curva que sube a la Urbanización, camino de Nieva. En este tramo de primera línea se asoma la silueta de una casa con forma de proa de barco de vapor, un chalet singular, con un porche semicircular que mira hacia el embalse desde un muro de piedra.
Esta casa se construyó hace 17 años, utilizando piedras de la desaparecida aldea de Pajares, que se destruyó para hacer el embalse del río Piqueras. Una casa para vivienda de los propietarios que luego se les hizo grande y la adecuaron para casa rural a finales de los años noventa. Antes, desde 1996, tuvieron otra casa más pequeña para seis plazas, a la entrada del pueblo, cuando todavía los precios eran en pesetas. Todas con el mismo nombre que el restaurante que la familia tuvo en El Rasillo: Los Pinos.
Al principio, la casa era de alquiler por habitaciones, pero desde este mismo año y tras algunas reformas, se dedica sólo al alquiler completo. El salón que estaba en la segunda planta se ha convertido en una hermosa habitación, con baño y chimenea francesa, que tiene una panorámica privilegiada sobre el embalse. La casa es grande y luminosa, con un jardín que la rodea y una rampa de acceso para los coches. Lo que fue cochera en su origen se transformó en un amplio merendero con cocina y un pequeño dormitorio de madera, adecuado para la siesta o el descanso de los niños. Las habitaciones son alegres, de paredes blancas, cabeceros de hierro y madera, algunos muebles antiguos y otros rústicos, colchas blancas y con estampados de colores. Pero lo más singular de la casa es una gran escalera de piedra con balaustrada blanca que sube a la terraza y que rodea la fachada principal. Un porche con vigas y cubierta de madera de pino Soria permite un espacio de mirador y corredor hacia la entrada. Dentro hay un distribuidor para el salón, la cocina y dos habitaciones con baño y una bañera hidromasaje. Abajo, el gran comedor y merendero. Arriba, dos habitaciones más pequeñas, abuhardilladas y con techos de madera, situadas a ambos lados del nuevo dormitorio principal. Magdalena y Enrique han dejado paso a sus hijos, que tienen también dos casas rurales en El Rasillo. Recuerdan que la primera casa fue la de Cospedal, luego Mabe, después Los Pinos, El Vallejo y Los Robles en 1995… hasta diez casas que hay ahora en el pueblo.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.